Provocaciones con hojas y flores en la mesa de luz 1


Parece ser que ahora sí que sí, la primavera está llegando a su fin. Y reconozco que me da un poco de penilla,  porque se lleva un montón de recuerdos, momentos y experiencias sensoriales vividas. Quizás Papalittle y su alergia no opinen lo mismo que yo. Espero que me perdone por lo que voy a decir, pero nosotras la hemos disfrutado un montón.

Hemos aprovechado los días de sol para salir más que nunca a la naturaleza y fotografiar sus colores y paisajes.

Hemos organizado picnic y jugado con el agua…

Hemos escuchado el cantar de los pajaritos y descubiertos los nidos donde dormían

 

 

Hemos parado el tiempo observado muchos bichitos!!

 

Y por supuesto, hemos recolectado muuuchos tesoros de la naturaleza en todas y cada una de nuestras salidas.

#RetoJugandoConLaNaturaleza

Durante el mes de mayo además hemos lanzado en Instagram  la propuesta del #Retojugandoconlanaturaleza , que nos hizo disfrutar aún más de la primavera. Durante sus 31 días hemos compartido 31 propuestas de juego para acercar a los niños y niñas a la naturaleza. Puedes leer más sobre el reto e inscribirte en él aquí.

Ha sido como un despertar junto a mi pequeña, he logrado mirar la primavera con la misma admiración con la que lo hacía ella. En cada hoja, cada rama, cada flor colorida veía miles de posibilidades de juego y experimentación.

Y es que realmente lo tienen. Jugar con flores, con hojas y es  una experiencia maravillosa, poder cogerlas, olerlas, tocarlas, observar los bichitos en ellas. No cabe duda que el mejor escenario de juego para un niño siempre será el entorno natural. En él encontramos una gran cantidad de experiencias sensoriales que nunca encontraremos en un espacio artificial. Pero a veces no podemos estar tanto tiempo en la naturaleza como nos gustaría. Es por eso que también podemos llevárnosla  a casa  para poder crear espacios  de juego y hacer propuestas con sus diferentes elementos.

Provocaciones en Reggio Emilia

En la propuesta pedagógica Reggio Emilia la naturaleza está muy presente en los diferentes ambientes educativos. En todos ellos hay un espacio en los que la naturaleza dedicado a ella y se facilita el juego con sus diferentes elementos. Podemos encontrar mucha variedad de ellos, procedentes del bosque, la playa, el campo…  Es ideal aprovechar las salidas a la naturaleza para recolectar estos pequeños tesoros que posteriormente nos servirán para el juego. Es una forma de que el niño y la niña vea la conexión y la procedencia de los diferentes materiales con los que construye su juego. Además de recordar la experiencia que hemos vivido con ellos.

En las escuelas Reggio Emilia, en los diferentes ambientes, encontramos lo que se llaman provocaciones, que no son otra cosa que propuestas, invitaciones, sugerencias…. que invitan al niño y la niña a jugar, a manipular, a experimentar, a explorar los diferentes elementos de juego. La forma de presentar estas propuestas es importante. Es necesario cuidar la estética para que por sí mismas, atraigan la atención. No me detendré mucho en ellas, ya os contaré más cosas de ellas en otro post.

La luz una provocación en sí misma.

Un elemento que nunca falta en las diferentes provocaciones en Reggio Emilia es la luz. En sí misma ya es un provocación y una invitación al juego. Atrae la atención de los más pequeños, hace que se acerquen a ella y que despierte su curiosidad. Si duda el juego con la luz invita a la observación, la manipulación, la experimentación, la creatividad… Hay muchas formas de jugar con ella, que ya os contaré otro día.

Hoy me quiero centrar en el juego con la luz en una superficie luminosa como es la mesa de luz y te doy unas cuantas ideas para que puedas crear provocaciones o propuestas de juego con diferentes elementos de la naturaleza. En concreto hoy te mostraré varias propuestas con flores y hojas.

Provocaciones con flores y hojas

Observar y oler flores naturales es una propuesta que no puede faltar. El olor a flores recién cortadas, observar su frescura sobre la mesa de luz… es una experiencia única para los sentidos.

juego flores mesa luz

 

Pero si queremos conservar las flores recogidas un poco más de tiempo, es necesario que las plastifiquemos. El tacto no será el mismo, pero podremos seguir observándolas y experimentando con ellas en la mesa de luz. Es maravilloso observar los nervios de las hojas y ver cada uno de sus detalles, inapreciables a simple vista. Además podemos incluir algunos elementos de la tinker tray para que la provocación sea más bella. En mi caso introduje unas piedras translúcidas.

observacion hojas mesa luz1

Con las hojas que hemos recogido podemos construir preciosos mandalas. Del mismo modo, podemos introducir algunas piedas sueltas que darán muchas posibilidades de juego. Aquí veis aros y bellotas de madera. Además si vuestra mesa de luz tiene varios colores, podemos jugar con la luz de fondo para ver cómo cambia el aspecto de los diferentes elementos con los diferentes colores.

mandala mesa luz

Los pétalos!! Anda que no nos han dado juego!! Podemos plastificarlos y observar la magia en la mesa de luz. Los colores se intensifican y es una maravilla observarlos.

petalos y espejos mesa de luz3

Además podemos incluir como elemento de juego los espejos que aumentarán las perspectivas y las diferentes posibilidades de juego. Podemos jugar con diferentes tonalidades de flores e incluir algunas piezas sueltas. 

petalos y espejos mesa de luz3

petalos y espejos mesa de luz3

petalos y espejos mesa de luz3

Y os dejo para el final una de nuestras actividades favoritas. Incluye un elementos de la naturaleza que a los peques les chifla! El agua!! En una bandeja transparente incluí un tipo de flores que flotaban en el agua  y me recordaban a los nenúfares. Solo con verlas, te quedas maravillada.

Para hacer el juego más interesante, además incluí bolas de hidrogel transparentes, que solo se aprecian si las tocas. Es mágico porque cuando están hundidas en agua desaparecen. Y es muy chulo ver cómo de pronto aparecen . El agua y la luz resultaron ser la combinación perfecta. Las flores pusieron la belleza. 

Eso sí, si hacéis esta propuesta, os recomiendo forrar la mesa con algún plástico para evitar accidentes. Yo utilizo el forro de los libros.

 

Y hasta aquí las provocaciones con flores y hojas en la mesa de luz. Si queréis seguir recopilando ideas, os recomiendo que leáis el post de Montessori Mami “Naturaleza en la mesa de luz en el que nos hace un montón de propuestas de juego con diferentes elementos y tesoros naturales.

Espero que os haya gustado y si os animáis a realizar alguna de estas provocaciones me contéis vuestra experiencia!

Abrazos amorosos

Ana Isa <3


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Provocaciones con hojas y flores en la mesa de luz