¿Exceso de juguetes? Dos estrategias para gestionarlo 3


Una de las cosas que más no inquietan sobre los juguetes es gestionar el exceso de los mismos. ¿Cómo evitar comprar demasiado? ¿De qué forma transmitir a nuestros hijos el valor de las cosas? ¿Cómo concienciarlos sobre el consumismo? ¿Qué hacer para negociar los regalos con los  abuelos, tíos… y evitar acumular demasiado?

El mejor regalo, nuestro tiempo

No hay duda que vivimos en una sociedad consumista y en fechas como la Navidad, cumpleaños… se hace más evidente aún. Y sin darnos cuenta, estamos transmitiendo este mensaje y esta necesidad de comprar y poseer a nuestros hijos.

En este post hablábamos de que el juego y el juguete son muy importantes para el desarrollo infantil. Contribuyen a su crecimiento sano y les ayuda a descubrir el mundo y al desarrollo de diferentes habilidades. Pero también comentamos que menos es más. Que no es necesario gastarnos cientos y cientos de euros comprando lo mejor.

El mejor regalo que podemos hacerle a nuestros hijos es nuestro tiempo, la vivencia de experiencias juntos, nuestro cariño, nuestra presencia, disponibilidady que no podemos utilizar los juguetes para compensar el tiempo que no le damos.

¿Demasiados juguetes?

Hay estudios que dicen que los niños reciben 10 veces más regalos de los que necesitan y que ni siquiera tienen tiempo de jugar con todo. Llega un punto en el que están hiperestimulados, y pierden el interés por los mismos. Habrás observado muchas veces que terminan jugando con la caja de cartón o estrujando las bolitas de aire. Con algo tan sencillo se lo pasan pipa y pueden estar horas y horas.

Si encima os pasa como a mí, que mi peque cumple años en diciembre… tenemos ración doble! Yo ya estoy vaciando armarios para guardar e ir sacando poco a poco porque lo estoy viendo… Es difícil de gestionar este tema… dile tu a las abuelas o a las tías que se controlen con los regalos!

Exceso juguetes

Es por ello que buscando alternativas y opciones para gestionar todo esto, me topé con la regla de las 4R.

La regla de los 4 regalos

Se trata de elegir juguetes en base a cuatro reglas.

1.Algo que deseamos.

2.Algo que necesitamos

3.Algo para leer

4.Algo para vestir

Cuando el niño o la niña ya es más mayor y elige sus propios juguetes podemos darle estas opciones para que elija en base a ellas.

Si como es mi caso, el niño o niña aún es peque para elegir, podemos darle a cada familiar una regla, con objeto de limitar un poco lo que el niño o niña recibe. Por ejemplo: Los abuelos paternos, se encargan de regalar algo que desee. Los abuelos maternos, algo que necesite. Las tías algo para leer y los papis algo para vestir.

Puede ser una buena opción para limitar el número de juguetes que reciben los peques y para sensibilizarnos sobre el consumismo.

Pero, hagamos lo que hagamos, no podemos olvidarnos que:

-Es mejor la calidad que la cantidad. Es preferible tener pocos juguetes pero bien elegidos.

Jamás sustituir nuestro contacto, nuestra presencia, nuestro tiempo y nuestra disponibilidad… por regalos.

-Es mil veces mejor atesorar recuerdos y experiencias… Los juguetes se rompen, se olvidan o se pierden. Las experiencias y el tiempo que pasamos con nuestros hijos, perduran para siempre en su corazón.

La rotación de juguetes

He escuchado mil veces la expresión de «Es que tiene un montón de juguetes, pero se aburre con todo». Y es que es cierto… a veces ese exceso, hace que no se valore lo que se tiene. Que los niños y niñas se sientan abrumados y sobreestimulados con tantos  juguetes. Al final terminan no centrando su atención en nada, y jugando con caja de cartón del último paquete que nos ha llegado a cada.

Siempre es importante tener en mente que «Menos es más«.  Por una lado, cuanto menos cosas haga un juguete, mejor. Ya lo hablamos aquí. Y cuando menos juguetes se tengan, también mejor. Eso si… los que tengamos, que sean de calidad y acorde a los intereses de las necesidades de niños y niñas.

Y te cuento esto, porque una buena estrategia para gestionar este exceso de juguetes es hacer rotación de los mismos. 

¿Como funciona la rotación de juguetes?

¿No te ha pasado alguna vez que guardas un juguete al que no hace caso, al poco tiempo lo vuelves a sacar y es un exitazo total?…. Pues eso de eso se traba básicamente.

Primeramente observa a tu hijo o hija, está atenta al tipo de material  y juego que pueda interesarle.

Elige aquellos materiales que mejor puedan satisfacer sus necesidades en ese momento y colócalos en el ambiente, a su altura. Puedes organizarlos en estanterías bajas,  en cestos, bandejas… Y vuelve a observar cómo se relaciona con ellos, presta atención a sus intereses, con lo que juega y el tipo de juego que realiza…

Cada cierto tiempo, y con la información recogida en tus observaciones, rota los juguetes. Retira aquellos que no le interesan y ofreceles otros que creas que le puede interesar más.

Esta pequeña práctica, nos va a permitir que el ambiente de juego esté más despejado, lo que va a favorecer la concentración y atención, la curiosidad, el aprendizaje autónomo… como ves, todo son ventajas.

¿Cómo llevas el tema del exceso de juguetes? ¿Te cuesta limitar el número? ¿Practicas la rotación de juguetes?

Puedes compartir tus fotos en el grupo privado de facebook y  en instagram con el hashtag #disfrutandolanavidadconniños

Si te ha gustado el artículo, también te invito a que lo compartas y me dejes tus comentarios. Puedes seguir mis publicaciones en InstagramFacebook y Twitter. Además puedes suscribirte en la web para no perderte nada!

Muchas gracias por tu valioso tiempo!

Ana Isa <3


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “¿Exceso de juguetes? Dos estrategias para gestionarlo

  • HelloPapis

    Genial esto de las 4R yo sin saberlo y lo he aplicado asi este año!! Despues del año pasado que nos llevamos una maleta de 30kg de barcelona a italia llena de regalos!!!!

    En fin… muy buen post!

  • Paula - ¡Mecachis Mama!

    La verdad es que nuestro peque siempre tuvo pocos en comparación con otros, pero aún así tenemos la impresión de que tiene un montón. Lo que me consuela es que me parece que por lo general son de calidad y ahora, por ejemplo, con lo que más se entretiene es con los libros y con los puzzles, así que con esas cosas no me controlo tanto porque no me parecen «juguetes» en el sentido estricto de la palabra. De todos modos reconozco que muchas veces tengo ganas de comprarle más porque me encanta verlo jugar, pero intento controlarme. Además cuando hace buen tiempo salimos y al final el tiempo que estamos en casa no da para mucho jeje.

    • Ana Isa Autor

      Gracias Paula por pasarte por aquí! Sii es verdaderamente difícil controlar la compra compulsiva… pero de lo malo, malo… si son de calidad, educativos y bien elegidos compensa 🙂 Lo mejor… lo que dices, salir a la naturaleza. Ahí si que encuentran todo cuanto necesitan! Un abrazo