Fantasía y realidad de los Reyes Magos


Terminamos esta primera semana de reto con un tema complejo y que suscita mucho debate.

¿Hay Mentir a los niños sobre la existencia de los Reyes Magos o Papá Noel?

Cada familia vive la Navidad y las tradiciones de manera totalmente diferente. Ni mejor ni peor, simplemente de distinta forma. Cada familia tiene sus creencias, sus tradiciones y en base a ellas, celebra estas fiestas navideñas. Y ante todo, el respeto por lo que cada uno quiera hacer. Mi objetivo con este post simplemente es lanzaros la pregunta y la información para que reflexionéis sobre ello, si no lo habéis hecho ya. Y que toméis la decisión que consideréis, de una manera consciente.

Fantasía y realidad reyes magos

¿Mamá, Papá, los Reyes Magos Existen?

Más tarde o más temprano esta es una de las preguntas que nuestros hijos o hijas nos harán. Y cuando creamos que se va acercando el momento, creo que es bueno que previamente, hayamos reflexionado sobre ella y sobre el mensaje que queremos transmitirle respecto a  las tradiciones y su significado.

La figura de los Reyes Magos o cualquier otro personaje fantástico, como puede ser el Ratoncito Pérez forman parte del mundo de la fantasía, la magia e ilusión. ¿Existen? En el mundo de fantasía de los niños y las niñas, puede que si. En mi mundo de adulta no. ¿qué decirles entonces? Yo creo que no soy nadie para decir lo que existe o no en el mundo de cada cuál. Sigamos entonces al niño o la niña, y démosles las respuestas que necesitan escuchar en cada momento. 

Derecho a elegir lo que uno o cada cree.

Aún no queriendo mentir a nuestros peques sobre este tema, la realidad es que vivimos en una sociedad en la que van a estar expuestos a la fantasía de los Reyes Magos. Es imposible meter a nuestro hijx en un burbuja y aislarlo del mundo. Creo que además es bueno que vean que existen diferentes opciones, creencias y posibilidades. Y podemos aprovecharlo como una oportunidad para que ellos elijan y tomen sus propias decisiones sobre lo que quieren creer y en lo que no.

Ante la pregunta “¿Los Reyes Magos existen?” Podemos devolverle un “¿Y tú qué crees?”. Otra opción es darle una respuesta que no lleva implícita ninguna mentira. “En el mundo de la fantasía sí que existen”. Igualmente podemos no mencionar, a los Reyes Magos o a Papá Noel y hablar por ejemplo de “Regalos de Navidad”.

Pero, al mismo tiempo, hemos de permitirle que crean en los Reyes o en Papá Noel si así lo desean. Actuando de este modo, jamás podrán sentirse decepcionados ni engañados, porque nosotras nunca le mentimos sobre el tema. Quizás la abuela, la tía o el primo sí, pero nosotras, las personas más importantes del mundo para ellos, sus referentes en honestidad… nunca lo hicimos.

Creo que la clave está en tratar el tema con naturalidad, decirle en todo momento lo que pensamos, y ser protectores de la magia de la Navidad, mientras podamos.

Crear nuestra propia Navidad.

Al margen de que los Reyes Magos existan o no, lo que no me gustaría es que mi hija deje creer en la magia de la Navidad, en la magia de compartir tiempo en familia. Porque para mi la Navidad transciende más allá de los regalos, de las compras y el consumismo, de la verdad o la mentira. 

Recuerdo perfectamente aquel año en el que me enteré de la verdad. Los rumores corrían entre el grupo de amigas y era ya una mentira insostenible. Así que los padres nos la confirmaron. Cuando aquel año recibí mi regalo, sentí un vació y decepción tremendo, quizás porque mi Navidad era esa.

Ahora quiero crear otra Navidad, un tiempo que se viva con ilusión, que se prepare con entusiasmo, donde todos seamos partícipes de la misma, contribuyamos a que sean días mágicos, en familia, disfrutando de lo que de verdad importa. Las experiencias, los días en familia, el tiempo de juego…

¿Y cómo mantenemos entonces la ilusión por la Navidad?

En mi mundo de adulta, los Reyes Magos no existen, pero si existe la ilusión de levantarme la mañana de Reyes y ver los regalos bajo el árbol, en entusiasmo de decorar la casa, de hacer el calendario de adviento, la ilusión de compartir tiempo en familia, la emoción al ver la ciudad iluminada, los nervios de la noche antes de reyes, la magia de la cabalgata, la felicidad por ver los ojos de los niños y niñas, al margen de sus circunstancias. La Navidad es mágica, a pesar de conocer la gran verdad!

Seamos protectores de la magia de estos días, creemos nuevas tradiciones familiares, momentos especiales para el recuerdo. Acordaros del Calendario de adviento lleno de experiencias, seamos niños y niñas de nuevo. La Navidad puede estar llena de magia e ilusión, al margen de verdades y mentiras.

El día que me pregunten, diré lo que creo, no mentiré sobre la verdad, pero esa verdad no me impedirá disfrutar de la magia e ilusión de la Navidad.

Cada familia puede decidir vivir la magia e ilusión de la Navidad de mil formas diferentes, todas ellas iguales de válidas.

Pero lo que sí que creo, que jamás deberíamos hacer, es utilizar esta magia e ilusión como instrumento de chantaje y manipulación. Pero de este tema, hablaremos mañana.

¿Qué opináis sobre la fantasía y realidad de los Reyes Magos? ¿Os lo habíais planteado alguna vez? Contadme!

Puedes compartir tus fotos en el grupo privado de facebook y  en instagram con el hastag #disfrutandolanavidadconniños

Si te ha gustado el artículo, también te invito a que lo compartas y me dejes tus comentarios. Puedes seguir mis publicaciones en InstagramFacebook y Twitter. También puedes suscribirte en la web para no perderte nada!

Muchas gracias por tu valioso tiempo!

Ana Isa <3

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *